La subasta energética no cumplió con los indicadores y se quedó sin adjudicación

Por: Camila Gil

La audiencia de la subasta en Energías Renovables concluyó el día 26 de febrero de 2019 sin adjudicaciones, las entidades reguladoras y el control presenciaron el proceso.

Ricardo Ramírez Carrero presidente de la UPME explica que “Las resoluciones ministeriales que las personas se ocupan de llevar a cabo a cabo la subasta, a continuación, la Comisión de Energía y Gas, las condiciones de competencia y el tratado del usuario final, para llegar finalmente al resultado “.

Tanto como la Ministra María Fernanda Suárez como Presidente de la UPME recalcan que “Colombia no es indiferente a la forma de compra de energía, por esta razón, los decretos de política del Gobierno Nacional, establecimos las directrices muy precisas”

  • Fortalecer la resiliencia de la matriz energética (diversificando el riesgo, fuentes que complementan los recursos hídricos para incentivar que los proyectos se conviertan en un sitio en el mismo sitio y en el sitio que se pueda instalar en estos lugares ubicar en los lugares más convenientes para el país)
  • Promover la eficiencia en la formación de precios.
  • Mitigar los efectos del cambio climático.
  • Reducir las emisiones de gases efecto invernadero.

La subasta colombiana busca, de manera cuantitativa e imparcial, cumplir con estos objetivos, asegurando al usuario que el procedimiento que se sigue forma los precios eficientes.

Los criterios de com pet encia se basaron en tres indicadores.

  • Participación: Mide numerosas ofertas independientes sobre el total de ofertas que se presentan, el 50% se considera una buena participación en la subasta, el cual se obtuvo un 87.5%.
  • Oferta: Es el clásico indicador de concentración el HHI que mide la suma de los cuadrados de las participaciones; se entiende como cumplido con un número menor o igual a 2800; El indicador fue de 7836,22.
  • Dominancia: Se entenderá como cumplido y se verá como vendedor y mayor participación en la oferta es menor o igual al valor del umbral.

Concluyendo así que el indicador de la participación en el futuro, pero con el dominio y la oferta no superó los indicadores energéticos

“Estamos absolutamente comprometidos con este propósito; Para diversificar, implementar e impulsar el futuro energético de Colombia. Esta es la primera vez que el país se realiza en una subasta de este tipo, las curvas de aprendizaje son fundamentales para asegurar el éxito en el largo plazo.

Países como Alemania, India y Brasil, subastas de adjudicaciones pero no avanzadas en su curva de aprendizaje y en este momento se encuentran dentro de las 5 naciones con China y España, que se han incorporado a su matriz de generación, a través de las subastas y mecanismo de control a largo plazo.

Este es un primer paso en el camino hacia las energías limpias, donde Colombia aprendió; El gobierno, los generadores y los compradores, el mejor optimismo para los proyectos de las mismas y el segundo semestre de este año, más precisamente antes del 30 de junio, la segunda subasta en Energías Renovables en el país.

“Estoy diciendo que tengo una oportunidad de oro, en la próxima subasta, porque hay proyectos muy competitivos, estoy seguro que tengo proyectos a precios más bajos que los que se hacen en los contratos bilaterales, por qué eso va a entusiasmar a la demanda a ”, Agregó la Min. Energia

Colombia está cerca de lograr la meta de la energía que la venganza de las fuentes como sol, viento y biomasa y el Gobierno sigue apostando a pesar de los resultados de ayer, y cumplir con el objetivo de pasar de 50 a 1500 MW antes del 2022.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *