Funcener participa en la construcción de política energética para la paz.

Por: Sara Martìnez Rojas

Para contribuir a la consolidación de la paz por medio del empoderamiento de las víctimas del conflicto, el Centro de Entrenamiento en Energías Renovables FUNcener, la Universidad de Tokyo, la Universidad de Berkeley  y la Corporación Universitaria Minuto de Dios realizaron un convenio para investigar la manera de ofrecer acceso a la población afectada por el conflicto colombiano a la generación, uso y manejo técnico de las energías alternativas.

Los resultados y conclusiones de este proyecto serán publicados bajo el título Energy Policy for Peace: How Energy Policy Reduces Structural Violence (Política energética para la paz: cómo la política energética reduce la violencia estructural), que incluirá además experiencias similares en India, Birmania, Bangladesh y la  Península Balcánica.

El desarrollo de proyectos en el campo de las energías alternativas (eólica. fotovoltaica y de microcentrales hidroeléctricas) hace posible, además de la generación y suministro de electricidad gratuita, el aprendizaje técnico del manejo de las tecnologías pertinentes, lo que comporta la capacitación o actualización de personal para acceder eventualmente a una fuente de trabajo que garantice la supervivencia de las víctimas y sus familias.

Para conseguir estos objetivos, nuestra alianza emprendió la investigación mencionada para encontrar una manera de solucionar las dificultades que al respecto se presentan pues, como señala Eduard Aristizábal Botero director de Centro de Entrenamiento en Energías Renovables Funcener, “Colombia  como un país con un sistema de generación que privilegia a la energía hídrica y térmica, bajo un modelo económico centralizado”.

Aristizábal añade que el reto asumido por su organización es el de “enseñar a la comunidad  la importancia de los sistemas de generación distribuida, las micro redes y la posibilidad que tienen  las energías renovables en ser una plataforma para poder llevar electricidad a las comunidades aisladas y también ser  un instrumento de innovación social”.

La situación actual:

El concepto de calidad de vida y progreso depende en gran parte del  acceso a la energía; sin embargo actualmente en Colombia hay 1710 localidades rurales, donde 128.587 personas tienen acceso al servicio entre 4 y 12 horas al día, según el Ministerio de Minas y Energía, y existen  11 municipios del país en donde la prestación de energía eléctrica es inferior a 24 horas diarias. Además el Plan indicativo de expansión de cobertura de energía eléctrica realizado por el Ministerio de Minas y EnergÍa  considera que se necesita más de 4,5 billones de pesos para la cobertura total del servicio, teniendo en cuenta una parte que suman los procesos de corrupción.

El Centro de Entrenamiento en Energías Renovables Funcener  se especializa en las áreas académica y pedagógica, además una de sus especialidades es la asesoría en el uso de tecnología de conservación y potabilización de agua  por medio de energía solar, incluso ha patentado una cocina solar fotovoltaica, tecnologías que indudablemente mejorarán las condiciones de las comunidades.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *