EL RÍO BOGOTÁ TIENE FUTURO

Foto: Bogotá cómo vamos

Por: Camila Gil

El río Bogotá es el cauce principal de la sabana de Bogotá, en el departamento de Cundinamarca, su nacimiento se encuentra en el Páramo de Guacheneque de la Laguna del Valle, Municipio de Villa Pinzón, Cordillera Oriental de Colombia a 3.300 metros sobre el nivel Del mar, con una extensión de 380 km.

Por más de 50 años se ha dado la espalda, lo que se ha convertido en el destino de vertimientos de aguas residuales, domésticas e industriales, malas prácticas agropecuarias y adecuadas manejo de basuras por parte de los habitantes e industrias aledañas , tanto así como que es considerado como símbolo de contaminación.

En los últimos años se han buscado soluciones para la recuperación de este río, garantizado por los procesos de transformación política. El 28 de marzo del 2014 El Consejo de Estado emitió la Sentencia sobre la descontaminación del río Bogotá, en el que “ordenó el diseño y la implementación de las medidas para descontaminarlo, la decisión de tomar una decisión con el medio ambiente, la ecología y el económico-social de la cuenca hidrográfica y de esta manera se beneficia la sostenibilidad ambiental, la calidad de vida, la zona urbana mediante su recuperación, la seguridad, la reactivación de la economía, entre otras cosas, y que no solo es una ganancia para el río sino para todos , transfigurando el pensamiento de que es responsabilidad tanto del Gobierno como de todos los ciudadanos.

¿Cómo se inicia el proyecto de restauración para que renazca el raudal?

La Política Nacional para la Gestión Integral del Recurso Hídrico (2010-2022) para los objetivos y las estrategias del país para el uso y aprovechamiento eficiente y eficaz del agua, el manejo del recurso por parte de las autoridades y los usuarios; Los objetivos para la prevención de la contaminación hídrica y la sostenibilidad con la finalidad de articular el ordenamiento y el uso del territorio y la conservación de los ecosistemas que regulan la oferta hídrica, para el agua como factor de desarrollo económico y de bienestar social, Implementar procesos de participación equitativa e incluyente.

Para este fin se creó el Proyecto de Adecuación Hidráulica y Recuperación Ambiental del Río Bogotá, el cual tiene como objetivo hacer que el afluente pase de ser un pasivo ambiental y ser un activo urbano para la región metropolitana, mejorando la calidad del agua, reduciendo el Una serie de parques multifunción a lo largo del río. Luego, el Banco Mundial (BM) publicó en el 2010 un préstamo por $ US 250 millones para el proyecto, con el objetivo de convertirlo en un activo ambiental del área metropolitana de la capital colombiana.

Se espera que para el 2026 finalice la transformación de descontaminación de este río y se pueda hacer lo mismo con el Río Fucha y Tunjuelo

 

¿Qué se debe hacer?

 

Apropiarse del río: conocer su relación directa, generar conciencia, ser coherentes y gestionar un cambio.

“Las coberturas de las cuencas hay que vestirlas de verde, es el tiempo de reforestar” señala el Secretario del Medio Ambiente.

Es necesario que todos recuperen la consulta por el río Bogotá, sean protagonistas de sus propias acciones e inspiren a otros

El guardabosques dice: Vidal González dice: “¿Por qué?”

El Director de la CAR dice que “Muchos de ustedes no saben que se puede caminar y navegar por el río”. Por tanto, debes mantener la esperanza en que puedes descontaminar los ríos y generar un cambio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *